domingo, 5 de abril de 2009

Eres cancion.

Extraña sensación la que me produces.
Permanezco tranquila,
bohemia en el inmenso espacio.

Idealicé una estrella en el brillo de tus ojos
y le puse un nombre,
un nombre que me recuerda a ti.

Encontré un acorde que no supe cantar
pero lo hice mío.
Te convertí en mi creación.

Busco modos que me hagan a vos
y solo encuentro ternura.
Ternura infinita.

Ya eres canción de un dilema sin causa.
Prefiriendo permanecer perpleja
ante el calor de tu mirada.

2 comentarios:

  1. Me alegro de leer algo tuyo, Marina. Y tan chulo. Y además, en verso libre. A seguir así...

    ResponderEliminar
  2. Vaya cambio le has dado a la cara del blog, nena. Por cierto... me encanta. El verso libre es algo que no he logrado alcanzar, me queda grande.

    Es paradójico, pero quién atrapara al verso libre, jajaja. A ver si me enseñas cómo se doma eso.

    Cuidate chica, que nos quedan muchas proces.


    Sigue así ;)

    ResponderEliminar